Taxis voladores, el futuro de las ciudades: las empresas centran esfuerzos para controlar el mercado

20MINUTOS.ES

Vahana Airbus

La congestión del centro de las ciudades está haciendo que distintas empresas como Uber o Airbus estén centrando gran parte de sus esfuerzos en el diseño de taxis voladores. Aunque es difícil predecir cuándo será una realidad, llegará "más tarde o más temprano", según ha recordado este miércoles Eduardo Domínguez-Puerta, el jefe de Urban Air Mobility de Airbus.

Airbus ya tiene una plataforma de reserva de helicópteros, denominada Voom, que conecta a los viajeros con compañías de taxis aéreos en dos de las ciudades más congestionadas del mundo, Ciudad de México y San Paulo.

Aparte de abordar los desafíos asociados con la congestión del tráfico en las ciudades, Voom permite a Airbus sentar las bases de su visión a largo plazo de la movilidad aérea urbana en la que el transporte funciona con vehículos eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL).

A juicio del directivo, el mercado se abrirá mucho más allá del cliente que actualmente utiliza un helicóptero, un transporte que estaba tradicionalmente monopolizado por el segmento de lujo. En su opinión, eso es el inicio hacia un público más general: "Vamos a ir aumentando esa democratización con las soluciones y plataformas actuales de helicópteros", señala Domínguez-Puerta.

Vahana y CityAirbus

Uno de los proyectos más conocidos de Airbus es el Vahana. El primer prototipo de este taxi aéreo tiene espacio solo para una persona. No hay piloto, ya que funciona por control remoto, y el usuario puede ir viendo la ruta que va a seguir en una pantalla.

Airbus también trabaja con otro modelo, el CityAirbus, que tiene capacidad para cuatro pasajeros y también es autónomo. Viaja a una velocidad de 120 kilómetros por hora y tiene una autonomía, de momento, de 15 minutos de vuelo.

Este vehículo, no obstante, está diseñado para volar en rutas fijas entre centros de tránsito críticos como el centro de la ciudad y un aeropuerto. Las pruebas en tierra se iniciaron en 2018 y la introducción comercial está prevista para 2023.

El Nexus de Uber

Uber también está intentando hacerse con este mercado. La empresa, asociada con Bell Helicopter, ha presentado recientemente su propio diseño: Nexus. El objetivo de Uber es "crear una red Uber Air bajo demanda", basada en viajes aéreos compartidos.

La compañía pretende probar los primeros coches voladores en 2020 y lanzar el servicio comercial en 2023. Uber Air forma parte del programa Uber Elevate, cuyo objetivo es reducir la propiedad individual de automóviles y cambiar la forma en que la gente viaja en las zonas urbanas.

Uber cree que los eVTOL se convertirán en "un medio de transporte diario asequible para las masas, incluso menos costoso que tener un coche", con costes comparables a sus tarifas de uso compartido del coche. Este proyecto se lanzará se probará por primera vez en Dallas, Los Angeles y una tercera ubicación que aún no se ha confirmado.

Ehang, uno de los primeros

Ehang UAV es una serie de vehículos aéreos no tripulados desarrollados por la empresa china Beijing Yi-Hang Creation Science & Technology Co. En enero de 2016, la compañía hizo pública la creación de nuevos drones capaces de transportar pasajeros, en un primer logro mundial.

La empresa anunció planes con la Agencia de Carreteras y Transporte de Dubái en 2017 para lanzar un servicio autónomo de taxi aéreo a partir del verano de 2017, aunque desde entonces no se ha sabido nada al respecto.

También ha trabajado con un proyecto del Instituto de Sistemas Autónomos de Nevada para un taxi teledirigido que pueda transportar a un solo pasajero durante hasta 23 minutos con el dron EHang 184.

La startup Lilium

Una startup con sede en Múnich está desarrollando un revolucionario taxi volador. Su nuevo prototipo de taxi aéreo de cinco plazas ha podido completar su primer vuelo.

Tiene 36 motores a reacción totalmente eléctricos que le permiten despegar y aterrizar verticalmente. "Hoy estamos dando otro gran paso para hacer realidad la movilidad aérea urbana. Hemos podido diseñar, construir y hacer volar con éxito un avión que servirá como nuestra plantilla para la producción en masa", dijo Daniel Wiegand, cofundador y director ejecutivo de Lilium.

La empresa ya está buscando la certificación para su nuevo avión a través de rigurosas pruebas de vuelo. La firma tiene el objetivo de ofrecer taxis aéreos basados en aplicaciones de estilo Uber en varias ciudades para 2025.