La obesidad mata cada año a 4 millones de personas en todo el mundo

La obesidad mata y no sólo en los países más desarrollados. Se piensa que la obesidad es un problema exclusivo de los países de altos ingresos, pero un nuevo informe muestra que más del 70% de los 2.000 millones de personas con sobrepeso y obesidad viven en países de ingresos bajos o medios.

Las enfermedades relacionadas con la obesidad se encuentran entre las tres principales causas de muerte en todo el mundo, excepto en África subsahariana, según alerta el informe Obesity: Health and Economic Consequences of an inending global challenge, publicado por el Banco Mundial.

"La obesidad es una preocupación creciente en todos los países, al margen de su nivel de ingresos"

"Ante el aumento de la discapacidad, la mortalidad, los costes de la atención sanitaria y la menor productividad, la obesidad es una preocupación creciente para todos los países, independientemente de su nivel de ingresos", advierte el documento.

Los datos del informe, cuenta EP, muestran que desde 1975 la obesidad casi se ha triplicado y que actualmente es responsable de 4 millones de muertes en todo el mundo cada año. Se prevé que en los próximos 15 años los costes de la obesidad ascenderán a más de 7 billones de dólares (6.369 millones de euros) en los países en desarrollo.

El Banco Mundial recuerda que entre los factores que agravan la epidemia de obesidad figuran los alimentos ultraprocesados y azucarados, la reducción de la actividad física y el aumento de los ingresos, que suelen ir acompañados de un mayor consumo de alimentos poco saludables.

Obesidad infantil

"A medida que los países crecen económicamente y aumentan los ingresos per cápita, los impactos devastadores y la carga de la obesidad continuarán desplazándose hacia los pobres", explica la coautora del informe, Meera Shekar, líder global de Nutrición del Banco Mundial.

Cómo luchar contra la obesidad

El informe del Banco Mundial sugiere varias medidas que habría que adoptar ya para evitar el aumento de la obesidad en las generaciones futuras:

  • Contar con sistemas eficaces de Atención Primaria
  • Obligatoriedad del etiquetado de los alimentos elaborados
  • Aumento de la educación de los consumidores
  • Reducción de las bebidas azucaradas y saladas
  • Inversión en programas de nutrición en las primeras etapas de la infancia

"Poner más recursos en primera línea para detectar y tratar las afecciones a tiempo, antes de que se agraven, salva vidas, mejora los resultados sanitarios y reduce los costes de la atención sanitaria", comenta el director mundial de Salud, Nutrición y Población del Banco Mundial, Muhammad Pate.

Por otra parte, también se destaca la importancia de políticas fiscales sólidas, como la imposición de impuestos a los alimentos no saludables, y de mejorar el diseño urbano, como los patios de recreo en las escuelas y los lugares para caminar y andar en bicicleta.

Let's block ads! (Why?)

A %d blogueros les gusta esto: