Silala: advierten a Evo Morales con juicio y a Longaric con interpelación

Luis Escobar  / La Paz

El Gobierno advirtió con  un proceso judicial en  contra del expresidente Evo Morales  porque en la contramemoria que  presentó ante la Corte de La Haya se  admitió que parte del Silala constituye “un curso de agua internacional”.  Por su parte, el Movimiento Al Socialismo (MAS) alista una interpelación contra la canciller, Karen Longaric,  por emitir el comunicado al respecto. 

“En el caso que se compruebe  que hubo una irresponsabilidad en el tema de la defensa de nuestros recursos, es decir, que si se vertieron opiniones y argumentos jurídicos que no le convienen a los intereses de nuestra patria, obviamente si hay responsables habría que activar juicios contra ellos”, declaró el viceministro de Gestión Gubernamental, Israel Alanoca.

El comunicado que emitió el jueves el Ministerio de Relaciones Exteriores detalla el origen de la polémica. “Este litigio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se inició durante el gobierno de Evo Morales y en sus actuados procesales (contramemoria) se admitió que una parte de las aguas del Silala fluye de manera natural hacia Chile y constituyen un curso de agua internacional”, se lee en el pronunciamiento. 

Ese despacho aseguró que el gobierno de Jeanine Añez asumió “la defensa de los intereses de Bolivia en la controversia sobre el Silala” y que se  continuará con la contrademanda  que se interpuso en contra de Chile “respecto a la soberanía que ejerce sobre los canales y sobre el agua que fluye por los canales artificiales”.

 Alanoca añadió que se debe llevar adelante un análisis para determinar si amerita un  proceso  ordinario o un  juicio de responsabilidades. “La nueva ley de Juicio de Responsabilidades 044 (...) menciona (que el proceso corresponde) a los altos dignatarios que están en funciones. En este caso ya no están en funciones”, aseguró.

El diputado oficialista Gonzalo Barrientos responsabilizó de este problema al  gobierno de Morales. “Apenas siendo presidente incluye el tema del Silala en la agenda de los 13 puntos con Chile,  y empieza a traicionar la recuperación de los recursos hídricos,  peor cuando en 2008 y en 2009 se firman preacuerdos reconociendo que sólo se debía cobrar un 50%”, declaró.

Barrientos anunció que se  convocará  a funcionarios de la Cancillería para que brinden un informe al respecto.   “La Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Diputados decidió convocar a representantes de la Cancillería para que se dé un  informe pormenorizado y seamos parte de reorientar el proceso” explicó.

El legislador comentó que también se  decidió convocar  a Eduardo Rodríguez Veltzé, exagente ante La Haya,  para que dé un informe al respecto. 

El diputado Víctor Borda, del MAS, criticó a la Cancillería por emitir ese comunicado, que -a su parecer- servirá de argumento a Chile en el caso. “Voy a preparar una interpelación a la Cancillería para que nos diga cuál es el motivo, el fundamento para que realicen este tipo de comunicados cuando estamos a mitad de proceso”, afirmó Borda, quien añadió que tal interpelación se la realizará porque esas “declaraciones   parecen prochilenas”.

En Chile ven una  “muy buena noticia”

 La Moneda  expresó  ayer  que es una “muy buena noticia” que el gobierno  del expresidente  Evo Morales reconociera,  en el marco del conflicto que mantienen ambas naciones,  que el  Silala es de curso internacional.

“Esto significa que no existe materia controvertida en este punto central de la demanda (...).  Para Chile es una muy buena noticia”, indicó el canciller chileno, Teodoro Ribera, en una declaración a cámara colgada en sus redes sociales.

La Cancillería boliviana aseguró la noche del jueves en un comunicado que el anterior Gobierno admitió en la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, “que una parte de las aguas del Silala fluyen de manera natural hacia Chile”.

La noticia encendió ayer  el ambiente electoral en Bolivia y el  MAS, el partido de Morales, acusó al Ejecutivo interino de Jeanine Añez de ser “pro chileno” y de hacer un uso electoralista de una cuestión que se considera asunto de Estado en Bolivia.

Bolivia  celebrará elecciones el próximo 3 de mayo, a las que Añez ha presentado su candidatura para la Presidencia y a las que Morales pretende concurrir para senador.

La disputa del Silala  es una más de las que afectan las relaciones entre ambas naciones.

Chile, que lleva desde 1978 sin embajador en La Paz, demandó a Bolivia en 2016 para evitar que impidiera el flujo de las aguas hacia su territorio, al argumentar que el Silala es un río internacional entre ambos países y que debe ser compartido.

Bolivia contestó en 2018 con una contrademanda con  el argumento de que las aguas eran originalmente unos manantiales nacidos en su territorio, pero fueron canalizadas hacia la frontera por una empresa chilena de ferrocarriles en la década de 1920.

El Canciller chileno agregó en sus declaraciones de ayer que “con todo, Chile insiste en la necesidad fundamental que Bolivia enmarque su actuar en el Tratado de 1904 y en el fallo de la Corte Internacional de Justicia de 2018”.

Ambos países se enfrentaron anteriormente en La Haya por una demanda de Bolivia contra Chile, pero la Corte falló que la parte chilena no tiene obligación de negociar.  (EFE)

 

Let's block ads! (Why?)