Juan Guaidó: "El régimen de Maduro tiembla porque estamos en las calles"



El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, puso en marcha este sábado lo que promete será la escalada de presión definitiva para sacar del poder a Nicolás Maduro, en lo que ha denominado el inicio de la 'Operación Libertad', movilización en la que dos diputados fueron detenidos momentáneamente.

“Tienen pánico, Miraflores tiembla porque estamos en las calles. Mientras ellos se atrincheran en 4 cuadras, nosotros estamos en 358 puntos del país”, dijo el mandatario encargado durante una concentración en El Marqués, una urbanización ubicada en el noreste de Caracas.

Ante miles de partidarios en Caracas, Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 50 países, echó a andar la "Operación Libertad", una estrategia para articular a sus bases en pro de la caída de Maduro.

"¡Aquí estamos, aquí vamos a seguir! ¡Todos a las calles, a la fase definitiva del cese de la usurpación!", arengó el jefe del Parlamento, de mayoría opositora, desde la plataforma de un camión.

Para ello, convocó a una nueva movilización el próximo miércoles destinada a multiplicar un voluntariado que -según dijo- se encargará de organizar y mantener viva la presión en la calle.

Durante las protestas, una fuerte represión por parte de la Guardia Nacional Bolivariana, gases lacrimógenos y perdigones, en Maracaibo ha dejado decenas de manifestantes heridos, entre ellos estudiantes universitarios.
En medio del hartazgo de millones ante el colapso de los servicios públicos, la jornada marca el inicio de la "Operación Libertad", una estrategia del jefe del Parlamento, de mayoría opositora, para organizar a sus seguidores en pro de la caída de Maduro.

Comienza "la escalada de presión más grande que hemos visto en nuestra historia", sostuvo Guaidó, quien también invitó a los empleados públicos al Legislativo, este lunes, en su empeño para que dejen de apoyar a Maduro.


Desde un acto en una zona del oeste de Caracas, insistió en pedir a sus simpatizantes no acostumbrarse a vivir en la "oscuridad" y reiteró que la falta de mantenimiento a las plantas eléctricas y la corrupción del Estado en la empresa encargada del suministro de la electricidad, Corpoelec, es lo que ha provocado los apagones.

Asimismo, pidió nuevamente a sus simpatizantes organizarse en cada comunidad con más protestas y movilizaciones.

"¿Que nos puede ayudar el mundo? claro que nos puede ayudar el mundo, y yo lo he dicho, una y otra vez, no tenemos por qué (...) esperar, la espera desespera, -y- por el contrario aquí nadie está pidiendo paciencia", dijo.




La "operación libertad" consiste en una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores, en fecha no establecida, según Guaidó, quien igualmente llamó a aprovechar la jornada de este sábado para protestar por la crisis eléctrica.

Guaidó pidió además a los dirigentes opositores "unidad, mucha unidad y movilización", porque, dijo, "esa es la clave del éxito".

Además, criticó la forma en que el régimen decidió aplicar el racionamiento eléctrico, al señalar que "por mantener la luz en Caracas sacrificaron a todo el país".

Para el opositor este medida se debe a que el régimen le tiene "miedo a los sectores populares", que en su opinión, "ya no están con ellos".

Los simpatizantes del chavismo también se movilizarán el sábado en Caracas para expresar su rechazo a los "ataques terroristas" que el Gobierno asegura ha cometido Estados Unidos y la oposición contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

"Juntos, en permanente movilización, sigamos defendiendo la paz y la independencia nacional. ¡No más injerencia!", tuiteó Maduro.

La región más afectada por los apagones ha sido el oeste de Venezuela, donde se encuentra Zulia, un estado que vive frecuentes fallos eléctricos desde hace meses.

//El Comercio//