CABILDEO DIGITAL 2020-01-20 00:23:00


A continuación, les contaremos de principio a fin la historia del apogeo del narcotráfico en los 14 años del "proceso de cambio".                


TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A EVO 

(Y SUS MINISTROS QUINTANA Y ROMERO) 

PARTE 3 

LOS PECES AZULES 

En los tiempos de Evo, que abarcaron casi 14 años, el gobierno tuvo un ministro de gobierno, Jorge Pérez Valenzuela, que a su vez tenía un papá buscado por narcotráfico en la Argentina. Junto a un grupo de 19 bolivianos, Jorge Pérez Araya en 2006 fue detenido en el aeropuerto de Ezeiza con 88 kilos de cocaína. Logró escapar y se refugió en Santa Cruz. Por insistencia de Argentina fue extraditado en febrero del 2017. 

Jorge Pérez Valenzuela, cuando no era ministro ni vice ministro, se dedicaba -y lo sigue haciendo- a atender su bufete junto a otro conocido abogado cruceño, Jerjes Justiniano Atalá. Este bufete, que siempre se llevó bien con el ministerio de gobierno, atendió casos rodeados de escándalo mediático , como el del empresario José Luis Sejas Rosales, el de las narco cisternas.

post-feature-image
Jorge Pérez Ardaya. Foto Facebook
 DE CHÓFER A MAGNATE 

En menos de una década, José Luis Sejas Rosales pasó de chofer de camión a dueño de una flota de 99 cisternas. En abril del 2015 fue detenido en Salvador Mazza, Salta, Argentina. En mayo de ese año INFOBAE publicó por primera vez su historia. Tenía 11 causas abiertas, todas por narcotráfico. Una de ellas por 180 kilos de droga. Transportaba cocaína y grandes cantidades de precursores, especialmente tolueno, usado en la refinación de la cocaína. 

Sejas tuvo una habilidad extraordinaria para liberarse de prisión en la Argentina y obtener en Bolivia envidiables contratos con YPFB. En Santa Cruz fue detenido a mediados de 2015. En realidad, sus abogados lo protegieron en la cárcel de Palmasola de la orden de captura internacional que había librado un juez de Salta. Seis meses después, el 13 de diciembre, ya estaba en las calles gracias al juez Erwin Jiménez. Es llamativo que salió de Palmasola cuando debía ser extraditado. 13 días antes, el Tribunal Supremo de Justicia había autorizado su extradición. En vez de cumplir el fallo de la Suprema, el juez Jiménez lo liberó. Recién en marzo de 2016, el ministro Carlos Romero anunció como una gran proeza la recaptura de Sejas Rosales quien fue finalmente entregado a las autoridades argentinas. 

Jerjes Justiniano Atalá, uno de los abogados de Sejas, fue ministro por un mes en el gobierno transitorio de Jeanine Añez. Fue reemplazado tras la denuncia de la fiscal Nancy Carrasco por injerencia desde el ministerio de la Presidencia a favor de uno de sus defendidos, involucrado en el caso “la manada”, un asunto de violación grupal. 

El empresario José Luis Sejas Rosales
José Luis Sejas Rosales. Foto: La Razón
LOS NARCOS AZULES O DEL MAS 

Los peces y pececillos azules descubiertos con las manos en la droga fueron tantos que estos hechos perdieron importancia informativa. Desde el alcalde de Chacarilla, Germán Gutiérrez García, detenido con un kilo de droga, pasando por otro alcalde, el de Catacora, Justo Sanga, hallado con 173 kilos, hasta el contacto de Evo para cercar las ciudades, Justino Yucra, y algunas hermanas de diputadas del MAS como Máxima Arias Calderón, con 10 kilos, y muchos, muchos otros. Sin embargo, algunos de ellos merecen más que una mención. 

EL CLAN TERÁN 

Margarita Terán, joven y hermosa, fue compañera de lucha cocalera y sentimental de Evo Morales mucho antes de que este fuera Presidente. Fue procesada y nunca condenada por la cruel muerte, en el año 2000, del teniente de policía Andrade y su esposa. Ambos estuvieron secuestrados en la casa de Margarita mientras un ampliado cocalero, presidido por Evo Morales, determinaba el castigo fatal para los esposos Andrade, según relató Filemón Escobar a Cabildeo. Margarita fue una de las mujeres más influyentes del Chapare. Su última actuación pública data de 2006-2007 en la Asamblea Constituyente. Dirigente del MAS a pesar de los 145,7 kilos de pasta base encontrados en la propiedad de su familia, en la comunidad de San Isidro, jurisdicción de Tiraque, camino al Chapare. 

Dos de sus hermanas, Juana y Elba, y su cuñado Tomás Veizaga, fueron detenidos durante ese operativo en 2008. Estuvieron solo 99 días presos en la cárcel de Sacaba. El juez José Luis Dávila los liberó tras pagar cada uno una fianza de 50 mil bs., figura inexistente en la Ley 1008. 

Once años después, este 16 de enero, Elba Terán fue detenida en una mansión de su propiedad en Santa Cruz. Quiso engañar a sus captores haciéndose pasar por la empleada de la casa y presentando un carnet con el apellido Guzmán. 

Elba Terán (i) junto a su hermana Juana y su cuñado Tomás Veizaga.  ARCHIVO
Elba Terán (i) junto a su hermana Juana y su cuñado Tomás Veizaga.
JUVENTUDES “CHE GUEVARA” 

El brazo juvenil del MAS, que lleva el nombre del legendario Che Guevara, tuvo como militante destacada a Gabriela Zapata, la afamada pareja de Evo Morales y gerente comercial de la empresa china CAMC, que sospechosamente obtuvo del gobierno contratos por más de 300 millones de dólares. 

Y, otro que le dio renombre internacional a esta organización fue su máximo dirigente, Rómer Gutiérrez Quezada. El 7 de julio de 2017 fue detenido en Sao Paulo, Brasil, traficando 100 kilos de cocaína de alta pureza. En abril del 2018 fue sentenciado a 9 años y 8 meses de prisión. 

Gutiérrez Quezada se fotografió con toda la cúpula del MAS y en muchas de esas fotos aparece abrazando a Evo Morales. Viajaba constantemente a Brasil y se supo que tramitaba el nombramiento de cónsul en la capital donde fue detenido. Es hermano de una diputada suplente y fue asesor de la concejal de Santa Cruz, Melody Téllez. 

Rómer Gutiérrez Quezada

LA LLUVIA BLANCA 

En solo 3 semanas, entre mayo y junio del año pasado, decomisaron en Paraguay 2 avionetas que habían partido del Beni llevando 302 kilos de cocaína, la primera, y 457 kilos, la segunda. A veces estas avionetas ni siquiera aterrizan, simplemente lanzan la droga. Cae lluvia blanca sobre las haciendas paraguayas. 

La segunda avioneta permitió a las autoridades paraguayas desarticular un poderoso clan de narcotraficantes. Entre los muchos detenidos en Asunción se encontraba el colombiano Marcelo Raymond Diaz Vélez, buscado en Bolivia por similares delitos desde el año 2011. 

Los vínculos con Diaz Vélez llevaron a la cárcel por un corto tiempo al alcalde masista de Warnes, Mario Cronenbold, quien negó haber hecho negocios con el colombiano: apenas -dijo- compartió un churrasco y un partido de futbol en su propia hacienda. 

El colombiano Marcelo Raymond Diaz Vélez
6 MESES Y NADA MÁS PARA LOS CASTEDO 

Mayerling Castedo fue una influyente fiscal del MAS que persiguió sin tregua a Ernesto Suárez Satori hasta llevarlo a la cárcel. Solo entonces dejó la Fiscalía. 

Suárez Satori ha sido el principal jefe de la oposición en el Beni. Fue destituido del cargo de prefecto con una falsa acusación presentada por el MAS. En 2015, en las subnacionales, Suárez tenía todas las de ganar las elecciones para la gobernación del Beni pero todas las candidaturas de oposición fueron anuladas por el Tribunal Electoral y, de ese modo, el MAS se hizo de la gobernación y todas las alcaldías de ese departamento. 

Juan Ramón Quintana, Ministro de Presidencia, fue al mismo tiempo el “comisario político” del Beni y bajo su conducción se vivió allí un quinquenio de apogeo de los laboratorios de refinación, tráfico de droga peruana y vuelos de avionetas cargadas de cocaína hacia el Paraguay, Argentina y el Brasil. Mayerling Castedo fue estrecha colaboradora de Quintana. Tras la detención de Suárez, pasó a ocupar un puesto jerárquico en la gobernación y también fue candidata al Tribunal Supremo de Justicia haciéndose pasar por líder indígena. 

Pero, sobre todo, Castedo fue la cabeza de un clan familiar dedicado en los últimos dos años al narcotráfico, según estimó el ex ministro de Gobierno, Carlos Romero. Entiéndase, dos años de impunidad. El caso saltó y se hizo público en Paraguay el 18 de mayo de 2019 cuando fue interceptada la avioneta de su hijo, Jhonsy Darío Candia Castedo ,alias “Tinajas”, con más de 300 kilos de droga. Investigaciones posteriores determinaron que la avioneta partió de la hacienda Nueva York, ubicada en la provincia Moxos del Beni, que está a nombre de su hija, Joice, como casi todos los bienes de la familia. En tanto que el piloto de la avioneta resultó ser el sobrino, Luis Darío Candia Zelada, detenido hasta el momento en Paraguay. 

La FELCN realizó 19 allanamientos y estableció que el clan Candia Castedo sacaba droga desde 5 hangares ubicados en varios sitios de la provincia Moxos y 2 estancias, la ya citada Nueva York y Las Palmas. 

La madre y sus dos hijos fueron detenidos el 2 de junio y el 3 de diciembre ya estaban libres por determinación de la juez Ana Gloria Rojas. 

El nuevo ministro de justicia, Álvaro Coimbra, sostuvo que Juan Ramón Quintana sigue controlando la justicia beniana a pesar del cambio de gobierno y de su condición de asilado en la embajada de México. 

Y, si no fue Quintana, fue un ‘maletinazo’ con el que siempre los narcos han salido de apuros. 

UN CONSUL AZUL 

En diciembre de 2019, Evo Morales se encontraba insatisfecho y amenazante en Buenos Aires mientras en Bolivia ya se había alcanzado la pacificación. Entonces, Morales anunció que se iba a trasladar hacia la misma frontera, en el ardiente chaco argentino, a la localidad de Salvador Mazza, vecina de Yacuiba. Obviamente no cumplió. A dos horas de allí, a solo 30 km de Bermejo, se encuentra la localidad de Orán donde funciona un consulado boliviano, sitio estratégico para hacer muy buenos negocios. 

En marzo 2019, después de tanta espera, el ingeniero Fernando Vega Ibarra recibió una alegría, su nombramiento. Pero, la felicidad siempre es corta, lo despidieron en noviembre con el cambio de gobierno. A pesar de ello, Vega Ibarra se habrá dicho asimismo “la ultima y me voy”. 

Cuando el 17 de diciembre cruzó la frontera en su carro, acompañado de su mujer e hijos, y los gendarmes del Puesto número 8 le pidieron sus papeles, Vega Ibarra extendió su credencial de Cónsul boliviano. No le sirvió de nada. En la maletera de su vehículo le encontraron 8 paquetes de cocaína con el sello de un delfín que es atribuido al Cartel de los Castedo. Otros Casteno, de los hermanos Reinaldo, prófugo desde hace 10 años, y Roberto Cesar, detenido en enero de 2019 con 100 ladrillos de cocaína sellados con su propia marca, el delfín . 

¡UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO! 

El narcotráfico en Bolivia se ha esparcido por todos sus rincones. No hay departamento, ciudad o frontera que esté libre de culpa. Sin embargo, podemos hacer un esquema de división del trabajo. 

En el Chapare-Cochabamba, territorio controlado directamente por Evo Morales, se produce la materia prima y gran parte de la pasta base. En el Beni, territorio que estuvo bajo el control político de Quintana, se refina la pasta base que sale del Chapare y acopia la cocaína peruana. De allí, por tierra o en avionetas, la cocaína sale a los países vecinos. Y, en Santa Cruz, que estuvo a cargo del ex ministro de Gobierno, Carlos Romero, los laboratorios de refinación son de mayor capacidad y tienen una notoria participación extranjera. 

Por donde se vea, en la última década, todos los caminos del narcotráfico conducen a Evo y a dos de sus principales ministros, Juan Ramón Quintana y Carlos Romero. 

Pero esto no acaba aquí, hay más y peor. Los vuelos del Alba. Aviones militares que llevaron droga de Bolivia hacia Venezuela y Cuba. 

Continuará… 
                          

II parte

LOS PECES GORDOS Y EXTRADITABLES

EL NIÑO DE ORO

El brasilero Maximiliano Dorado Munhoz Filhom fue el antecesor de Pedro Montenegro Paz. Estamos hablando de los peces gordos durante los años dorados del narcotráfico bajo el régimen de Evo Morales.

La revista brasilera Veja denunció en el año 2010 la visita del entonces ministro Juan Ramón Quintana y la candidata del MAS, Jessica Jordán, al domicilio de Maximiliano Dorado en Santa Cruz. Después de esa “visita de cortesía“ salieron cargando dos maletines, según el informe reservado de la policía boliviana, citado por dicha revista. 

Maximiliano Dorado, apodado “el niño de oro”, llegó a Santa Cruz dando tiros contra la policía del estado de Rondonia, donde ya había matado dos guardias al escapar de la cárcel de Urso Branco, en la que estuvo 2 veces preso y donde purgaba 3 condenas de 7, 15 y 21 años de prisión por narcotráfico y otros delitos. Eso ocurrió en 2001 y se cree que traficaba droga del Chapare desde 1990. 

En Rondonia era el capo de capos y en Santa Cruz un próspero empresario radicado con papeles aparentemente legales. Fue dueño, por ejemplo, de una hacienda que le vendió y que fue motivo del encarcelamiento y extorsión, al judío norteamericano Jacob Ostreicher, quien respaldado por el actor Sean Penn y en un operativo de la CIA logró escapar hacia el Perú. Pero esto ocurrió mucho después, en 2013. 

Durante algunos años, Dorado fue en Santa Cruz el rey de la cocaína. No es que el gobierno de Morales fuera tan tonto como para desconocer quién era y qué hacía, simplemente lo encubrió. Brasil también solicitó su extradición y en 2012, dos años después de la denuncia de Veja, el Tribunal Supremo de Justicia dio luz verde y, silenciosamente, el “niño de oro” fue puesto en la frontera. Así Quintana logró sortear la publicidad sobre estos comprometedores vínculos que nunca fueron motivo de investigación. 

Dorado dejó a cargo de sus negocios en Bolivia a dos de sus tres hermanos. Uno de ellos, el piloto Anibas Ezequiel fue detenido y liberado. “Estaba limpio”, dijo la FELCN. Al otro , Ozzi, nunca lo encontraron. Y la tercera, María Lili, cayó presa en Maryland, Brasil, y Maximiliano quiso rescatarla en un operativo sangriento y frustrado en el que desplegó a una decena de hombres armados. 

Luego llegó el reinado de Pedro Montenegro Paz, proveedor de cocaína a la mafia italiana de Calabria para todo el mercado europeo. De este cartel hablamos antes. Pero vuelvo a ese hecho porque simultáneamente hubo un intento de los mexicanos de instalarse en Santa Cruz. 


Maximiliano Dorado cuando fue capturado por la Policía Federal de Brasil. Foto: Facebook

NADA MÁS NI NADA MENOS 

Ivan Archivaldo Guzmán Salazar, hijo del “Chapo” Guzmán, el capo del poderoso y temido cártel de Sinaloa, radicó en Bolivia entre el 2014 a 2015. El actual Ministro de Gobierno , Arturo Murillo, confirmó esta información y agregó que hizo estudios de pilotaje en Santa Cruz y visitó el Congreso, el que está en la Plaza Murillo, con una credencial que le permitió entrar y salir y que todavía no se sabe quién se la dio. 

En un documental del periodista español David Beriain, de la serie “Clandestino”, Beriain se infiltra en el Cartel de Sinaloa y concluye asegurando que el negocio real de este cartel es la traída de la cocaína desde los países productores, entre ellos Bolivia, hasta Culiacán, Sinaloa. 

Ivancito Archivaldo, entonces no solo hizo cursos de pilotaje en Santa Cruz. 

Ivan Archivaldo Guzmán Salazar, hijo del “Chapo” Guzmán

JALISCO NUEVA GENERACIÓN 

En 2016, bajo el amparo de los jefes policiales Medina y Moreira, se instaló en la capital oriental uno de los 12 hermanos dueños del cartel mexicano Jalisco Nueva Generación: José González Valencia. Al igual que en los casos anteriores, el gobierno de Morales ignoró su existencia, aunque legalizó su residencia en Santa Cruz con nombre falso y un carnet de identidad de extranjería. 

El cartel Jalisco Nueva Generación subió al puesto número uno en el ranking de los carteles mexicanos de la droga, luego de la detención y proceso en los Estados Unidos de Joaquín “el Chapo’ Guzmán. 

Las millonarias ganancias que este cartel obtiene del tráfico ilegal de drogas las invierte en supermercados, construcción de edificios e inclusive equipos de fútbol, inversiones que se hicieron notorias en Rosario, Argentina, donde se instaló otro de los hermanos González Valencia. 

Así es que, también en Bolivia, estuvo uno de los más temidos capos del narcotráfico mundial y el gobierno de Evo ¡nada de enterarse! 

En diciembre de 2017, José González Valencia decidió disfrutar del sol brasilero. Junto a su familia, usando documentos bolivianos, cruzó la frontera y se instaló en un lujoso hotel de Fortaleza. Cuando todavía no terminaba de ponerse las bermudas y las sandalias para bajar a la piscina, le cayó la Federal. La policía brasilera supo al instante de quién se trataba. Allí sigue preso. 

NARCOS Y FÚTBOL

Desde México se informó que el cartel Jalisco Nueva Generación había comprado un equipo de fútbol en Santa Cruz. Las sospechas se dirigieron al entonces ministro de gobierno, Carlos Romero, quien desde el 2015 dirigía el Sport Boys. Aunque la planilla de jugadores la pagaba el Coronel Medina, según infidencia de la propia policía local.

El antecesor de Romero en la presidencia de ese equipo fue el alcalde de Warnes Mario Cronenbold, investigado y recientemente detenido por narcotráfico.

También se sospechó del Real América, dirigido por otro narco vinculado, Pablo Ramos Lima. Nunca se investigó por lo que nunca se supo a ciencia cierta cuál es el equipo de fútbol comprado por ese cartel mexicano. 

El 5 de julio de 2019 Nelson Mauriel, vicepresidente de Blooming, equipo de la primera división del fútbol boliviano, murió de cuatro balazos al salir de su oficina en el centro cruceño, acribillado desde una motoneta, presumiblemente en un ajunte de cuentas del narcotráfico. Recién entonces se supo que tenía un largo historial en esta actividad. 


Mario Cronenbold (Foto: Hernán Virgo)
Mario Cronenbold, investigado y recientemente detenido por narcotráfico. Foto: Hernan Virgo / El Deber

EL “CHAPO” DEL CONO SUR

Tuvo una estadía silenciosa en Santa Cruz. No sabíamos de su existencia ni de sus andanzas y sin embargo se trataba del narco más buscado en la Argentina, apodado “El Chapo del Cono Sur”, o sea, era un pez muy gordo del narcotráfico internacional. Su nombre: José Miguel Farfán. 

Tan hábil para el negocio del narcotráfico como para coimear jueces y escapar siempre hacia el norte, es decir, a nuestro país. En 2003, después de una fuga espectacular, se estableció en Tarija. En 2016 era el narco más buscado en la frontera con Bolivia. Lo pescaron. Y en 2018, después de sobornar con 10 mil dólares a los jueces Raúl Reynoso y José Antonio Solá, salió libre por cuarta vez y se refugió en Santa Cruz. 

Para probar el pago de coimas, la justicia argentina grabó conversaciones entre Farfán y los jueces corruptos. En una de ellas Farfán trata al juez Solá de “gordo” y el juez le responde “mi ángel”. 

En febrero de 2019, a pedido de Argentina, Farfán fue detenido en el centro cruceño y extraditado sin mayor trámite. No se conoce de sus actividades en territorio nacional.
José Miguel Farfán. Foto: El Deber

RESPONSABLES

Carlos Romero, además de ministro de gobierno, al mando de la policía y de la lucha contra el narcotráfico, fue el responsable político del MAS en Santa Cruz, ciudad donde ocurrieron todos estos hechos. 

Y, a propósito de responsabilidades, Romero y Felipe Cáceres manejaron la Unidad Ejecutora de Lucha Integral contra el Narcotráfico, UELIN. Por una denuncia de la diputada opositora Rose Marie Sandoval se constató un daño económico de 61 millones se dólares en 42 contratos firmados con la empresa Horizontal de Aviación Bolivia SRL, del peruano Nilo Honor, quien se fugó del país. En este caso, estuvieron detenidos 8 militares de los Diablos Rojos y Negros y 15 trabajadores administrativos de la UELIN. Recién el 14 de enero pasado el presunto principal responsable, el exministro Carlos Romero, fue aprehendido en un operativo que dejó impactado al país entero, pues mostró al tercer hombre más poderoso del régimen anterior convertido -según su propia versión y proyección de imagen- en un solitario, hambriento, enfermo e indefenso cordero.
                                         
I Parte

AMIGOS Y POLICÍAS


Evo puso a su gobierno al servicio del narcotráfico. Falta definir si llegó a convertir al estado boliviano en un narco-estado. Revisemos los hechos.

La primara disposición adoptada en materia de “lucha contra el narcotráfico” fue la expulsión de la DEA, ocurrió en 2008.

Pero, lo más significativo fue la ampliación de los cultivos legales de coca de 12 mil a 22 mil hectáreas. De este modo a partir de marzo de 2017, las 7700 hectáreas de hoja de coca del Chapare son legales. Los narcos tienen asegurada su provisión de materia prima. A este se suman otros hechos. 

Días atrás, el Director de Penitenciarías Coronel José Dulfredo García, dio cifras sobre los indultos decretados por Morales desde el 2014 hasta el 2019. Cifras que no incluyen los datos del 2017. Morales liberó en 5 años a 4695 narcos que estuvieron presos porque la policía los pescó con las manos en la droga. El 85 % de los indultos beneficiaron a los narcos. 

Además de los indultos, el narcotráfico contó con un aparato judicial, nombrado y controlado por el partido de Morales, que le dio impunidad. A modo de ejemplos van los siguientes:

UN AMIGO DEL MINISTRO


El 3 de noviembre de 2017 finalmente fue detenido por narcotráfico Pablo Ramos Lima, el Presidente del Club Real América, amigazo del ex ministro de gobierno Carlos Romero, quien negó haber sido padrino de su matrimonio aunque disfrutó de la fiesta. En diciembre, un mes después, ya había salido de Palmasola. ¡Fue todo un récord!

El exministro Romero (centro) junto Pablo Ramos Lima y esposa


LOS NAVIA

Narcos del calibre de los Navia no pasaron más de 3 años en prisión. Los Navia, padre e hijo fueron policías: el padre, Coronel René Navia Arancibia y el hijo, Teniente René Navia Gorena, quien resulto aumentado y corregido.


Pesan 11 procesos en su contra, desde narcotráfico hasta asesinato. El teniente René Navia Gorena mandó a matar al abogado de sus suegros en el propio Palacio de Justicia de Santa Cruz. Denver Pedraza, a pesar de los 5 disparos recibidos, logró sobrevivir para identificar al autor intelectual de su agresión. Desde el año 2014 los Navia gozan de libertad.
Navia, de narcopolicía preso a empresario de  autos de lujo
El exteniente Julio Navia Gorena y su padre, el excoronel Arturo  Navia Arancibia. Foto: Facebook

SANABRIA Y EL CARTEL DE LAS ESTRELLAS


Los anteriores no fueron los únicos policías metidos en el narcotráfico. Un militar, el general Germán Cardona Álvarez, denunció en 2015 que Morales había formado el Cartel de las Estrellas con policías y militares, tal como en Venezuela opera el Cartel de los Soles.

Cuando Evo Morales cumplía sus primeros 4 años de gestión, el general René Sanabria cayó en Panamá. Un año antes había sido el zar antidrogas de Bolivia. Tras dos años en la FELCN pasó a ser Jefe de Inteligencia para la lucha contra el narcotráfico. Tenía su oficina en el propio Ministerio de Gobierno, al lado del ex ministro Sacha Llorentti. Y a este General del régimen lo detuvieron con 144 kilos de cocaína como a un vulgar narcotraficante. Fue llevado a la Florida, Estados Unidos y condenado a 14 años de prisión. 

El efecto Sanabria obligó al gobierno de Morales a fingir una investigación contra otros 13 policías que un par de años después fueron reincorporados a la Institución y ascendidos. En ese período, el Comandante de la Policía, General Óscar Nina, terminó en Palmasola, al igual que su hijo, el Teniente Óscar Hugo Nina. Nunca se esclareció si Nina y Sanabria formaron parte de un mismo clan. Tampoco se investigó si el general Nina estuvo vinculado a los Navia, tal como denunciaron unos policías detenidos por la 1008.
El ex general boliviano René Sanabria. | Efe
El ex general boliviano René Sanabria 

MAS NARCOS Y POLICÍAS


Hace menos de un año en Santa Cruz se descubrió una estructura policial controlada completamente por el cartel de Pedro Montenegro Paz. Una estructura que se mantuvo por instrucción expresa del propio ex ministro de gobierno Carlos Romero. El Coronel Gonzalo Medina Sánchez y el Capitán Fernando Moreira Morón y varios otros como Kurt Brun, fueron puestos en evidencia por otro policía, el Coronel Rómulo Mercado, quien fue destituido en el acto. 

Las publicitadas grabaciones y fotografías evidenciaron que actuaron con el descaro que da la impunidad. Medina y Moreira, esposas, hijos, suegros, contratistas y un séquito de jueces, vocales y magistrados disfrutaron la vida a lo narco. Hicieron fiestas interminables, pasaron vacaciones en Cartagena y las Bahamas, estuvieron residenciados en lujosas mansiones de narcos, una magistrada suplente de Tribunal Supremo de Justicia hizo videos de campaña en la misma casa del capo , y, parece inventado, la policía de Santa Cruz condecoró en dos distintas ocasiones al propio Pedro Montenegro Paz. 
Este cartel y el de los Navia tuvo un miembro en común: David Paz Tufiño. Estuvo preso un par de años por narcotráfico junto a su esposa Esther Arteaga Carrasco, más conocida como Guigui. 


Cuando se detuvo al Capitán Moreira se constato que vivía en la casa del narco Paz Tufiño y con la que era su esposa, Guigui. Ella se había divorciado del narco y se había casado con el policía. Pero se mantuvo leal a su rentable negocio. Pasó los Carnavales de 2019 en Cartagena de Indias, como una reina, con todo pago, gentileza de Montenegro Paz.

Pedro Montenegro Paz. Foto: El Deber

EL NARCO DE MONTE POLLINO

El ex canciller Diego Pary encubrió a Pedro Montenegro Paz. Negó a la prensa que Brasil estuviera interesado en extraditar a Montenegro Paz, mientras tenía en su escritorio 3 cartas sin responder de esa embajada. 

Y no solo Pary. Lo protegió todo el gobierno. Tras 28 días de supuesta persecución, se entregó , el 11 de mayo de 2019. Así, pensó evitar su extradición. Lo procesaron por uso de documento falsificado con una sentencia de 6 años. 

Pedro Montenegro Paz fue un pez gordo del narcotráfico. El 2013 cayó en Sao Paulo, Brasil, traficando 1,3 toneladas de cocaína. La cantidad también le pone peso al traficante. Se fugó y se instaló en Santa Cruz. En 2015 Brasil concluyó el trámite de extradición con una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia. Un juez de familia de Cotoca, Federico Jiménez Rua, cambió el texto de la sentencia y lo liberó y el sello rojo de la interpol se volvió azul. 

Mientras tanto, Montenegro se puso a la cabeza de la exportación de cocaína a Europa con destino al cartel Monte Pollino, del grupo Ndrangheta, de los calabreses, que controla el 80% del millonario negocio de la droga en ese continente. 


Junto al colombiano Enrique Villarroel y a la ecuatoriana Patricia Granizo, instalaron en Santa Cruz un aserradero que camuflaba la droga en madera exportable. La carga salía hacia el puerto brasilero de Santos y de allí a Bélgica. 


Les iba muy bien hasta que el operativo “ Bongustaio” de la policía italiana comenzó a dar frutos. En coordinación con sus similares de Bélgica y Brasil arremetieron contra el cartel Monte Pollino, realizando una docena de detenciones en Europa y Brasil. La mala hora de Montenegro Paz fue parte de este operativo. De Bélgica, por ejemplo, vino el pedido de intervención al aserradero antes mencionado.


En nuestro país de tantos implicados solo unos cuantos fueron detenidos . A Villarroel y Granizo se les dio tiempo para que salieran del país. Uno que otro juez o vocal fue detenido, aunque es larga la lista de los involucrados:


- Magistrado del Tribunal Constitucional, Gonzalo Hurtado.


- Magistrada suplente del Tribunal Supremo de Justicia, Joyce Lizeth Choquerive Sosa.


- Vocal del Tribunal de Justicia de Santa Cruz, Darwin Vargas Vargas.


- Representante de Beni ante el Consejo de la Magistratura, Marivel Belén Laguna


- Juez de familia, Federico Jiménez Rua.


- Juez de Sentencia, Juan José Paniagua.


Medina y Moreira permanecen en la cárcel de San Pedro y se tuvo que esperar hasta que cayera el régimen de Morales para extraditar a Montenegro al Brasil. Queda por indagar qué tipo de vínculo existió entre este cartel y el gobierno anterior, y en particular con Carlos Romero.


A modo de adelanto a esta indispensable investigación, el Jefe Nacional de la Interpol, Jorge Campos en declaraciones a El Deber el 12 de enero pasado, dijo que en abril del 2019 el ex ministro Romero convocó a una reunión secreta en CONALTID en la que indagó sobre quién había filtrado las fotografías de Montenegro y Moreira en Cartagena. También relató que el Comandante de la Policía, Yuri Calderón, le pidió que limitara la información sobre Montenegro porque “el ministro se molestaba”. También se molestaba si los investigadores establecían alguna relación entre Montenegro y los hermanos Mojica, uno del MAS. Eran vecinos y tenían una estrecha relación, según Campos.


Alpacino Mojica está detenido actualmente por su participación en el ataque armado del 30 de octubre en Montero contra la resistencia cívica al fraude electoral, ataque que dejó dos muertos.


Hace poco, el 14 de enero, Romero fue detenido. Un periodista español descubrió su guarida. Inmediatamente, por orden fiscal, la policía procedió a su aprehensión. La misma policía que él dirigió por tantos años., la que contaminó con el narcotráfico, la misma que se le amotinó un 8 de noviembre y que 2 días después festejó la renuncia de Evo Morales.


En el próximo capítulo seguiremos contando episodios protagonizados por otros peces godos y extraditables durante el proceso de cambio.