Altos cargos piden en Nueva York aumentar el apoyo a Guaidó en Venezuela



La comunidad internacional debe invertir urgentemente en la democracia y la libertad y aumentar el apoyo a Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela, para lograr la salida rápida de Nicolás Maduro del poder aseguraron este lunes en un foro en Nueva York varios altos cargos.

El canciller de Colombia, país que ha dado un paso al frente en apoyo al pueblo venezolano, Carlos Holmes Trujillo, dijo que es una buena oportunidad para que el mundo sea consciente que lo mejor que puede hacer es aumentar el apoyo a Guaidó e incrementar las sanciones y la presión contra el Gobierno de Maduro.

"Esta es una lucha común pero tiene que ser una solución de América Latina", afirmó Holmes al pedir más apoyo para el Grupo de Lima, creado en 2017 para lograr una salida pacífica a la crisis de Venezuela.

El canciller solicitó además que más países cierren filas en torno a Guaidó, que ha sido reconocido hasta ahora como líder de Venezuela por 53 países.

El colombiano participó este lunes en el foro "Prioridad Venezuela: las reverberaciones globales de una crisis humanitaria" en la sede del Concejo del Atlántico junto con Carlos Vecchio, embajador en EE.UU. del Gobierno interino de Venezuela, su canciller Julio Borges y el secretario de Estado de Cooperación Internacional de España, Juan Pablo de Laiglesia.

También estuvo presente John Barsa, administrador para América Latina y el Caribe de la Agencia Internacional para el Desarrollo, entre otros.

El colombiano destacó asimismo que la emigración de venezolanos aumenta "cada segundo" a su país buscando diversos servicios, "un gran reto" para esa nación, que ya ha recibido a 1,4 millones de sus vecinos de los más de cuatro millones que han huido de Venezuela.

"Estamos haciendo todo lo que podemos y seguiremos manteniendo la misma política de sentido humanitario, solidaridad y gratitud histórica, pero el tamaño de la crisis sobrepasa nuestras capacidades", aseguró.

Señaló por otra parte que este momento en que se celebra la Asamblea General de la ONU es una buena oportunidad para que conozcan el desafío que enfrenta la región con el Gobierno de Maduro, al que acusan de apoyar el terrorismo y el narcotráfico, y se aumente la presión y las sanciones para lograr la salida del gobernante venezolano.

"Si alguien cree que lo mejor es no hacer eso, está en un gran error", aseguró.

Vecchio aseguró por su parte que "no se trata de Maduro o de Juan Guaidó, se trata del sufrimiento de la gente. Tenemos que parar esto, tenemos que parar los asesinatos, como el de (Fernando) Alban (líder opositor), o de gente de comunidades indígenas".

"La gente en Venezuela necesita mas apoyo para aliviar el sufrimiento pero al mismo tiempo, atender la crisis de los refugiados, la más importante en este hemisferio y la segunda en el mundo", advirtió, a la vez que vaticinó que será la primera si la situación continúa.

Por su parte, Barsa indicó que "no se puede ni se debe aceptar" que Maduro esté más tiempo en el poder y recordó datos de Naciones Unidas que advierten que de continuar la crisis humanitaria, al final de este año el número de refugiados podría alcanzar los cinco millones de venezolanos.

Mientras, Laiglesia felicitó a Colombia por la forma extraordinaria que está atendiendo la crisis en su país vecino, que describió como "ejemplo global" pese a no recibir suficientes medios económicos.

Considera que la respuesta de Naciones Unidas ha sido mucho menor de lo esperada, al referirse a la petición para que la comunidad internacional reuniera 223 millones de dólares para atender las necesidades más urgentes, que no se ha completado y que impactará sólo a 2,6 millones de los 7 millones de venezolanos que precisan asistencia.