Netflix planea comprar salas de cine para solucionar el conflicto con los festivales

20MINUTOS.ES

Okja, película original de Netflix

El pasado año, el Festival de Cine de Cannes vivió una pequeña revolución por la presencia de Okja, una película original de Netflix que no fue exhibida en salas de cine, sino directamente en la plataforma de streaming. Debido a las protestas de las distribuidoras tradicionales, Cannes decidió no admitir para este año películas no exhibidas en salas convencionales. Pero ahora la compañía californiana tiene un as en la manga: prevé comprar salas de cine para exhibir sus producciones, informa Los Angeles Times.

Netflix gastó en 2017 ocho mil millones de dólares en producciones propias, pero que quedan fuera de los circuitos de premios como los Oscar porque no las exhiben en cines. Con una previsión de 80 películas sólo en 2018, Netflix no quiere dejar escapar la posibilidad de atraer más espectadores a través de escaparates como los premios y por eso ha decidido que si no puede mostrar sus películas en salas, comprará las salas.

Ya se ha rumoreado en Estados Unidos que Netflix ha intentado comprar la cadena de cines Landmark Theatres, propiedad en parte del multimillonario Mark Cuban, pero la negociación no arribó a buen puerto. Eso sí, Netflix no tira la toalla y sigue adelante con su idea. De hecho, Netflix no sólo quiere promocionar mejor sus películas mediante esta estrategia, sino que sus cines irían también enfocados a ganar más suscriptores.