La Policía en EE UU desbloquea iPhones con las huellas digitales de muertos

20MINUTOS.ES

CLIPSET Cómo funciona Touch ID

Las fuerzas de seguridad en Estados Unidos (Policías federal y local y FBI) han comenzado a usar una poco ortodoxa práctica para desbloquear terminales de iPhone en el curso de una investigación: usando las nuevas tecnologías de protección de Apple, aplican la huella dactilar del muerto (sea la víctima o el presunto responsable) para acceder al móvil en busca de datos que ayuden a resolver el caso.

Según publica Forbes, con esta práctica los investigadores se saltan un largo proceso legal y tecnológico para acceder dentro de una investigación a las terminales de personas muertas. 

La cuestión no es baladí: en 2016 el FBI se tuvo que enfrentar a Apple por esta cuestión. El 2 de diciembre de ese año, el ciudadano estadounidense Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, atacaron un centro de asistencia para discapacitados en San Bernardino (California, EE UU), matando a 14 personas antes de morir abatidos por los policías. En el curso de la investigación, el FBI tuvo que pedir vía judicial a Apple que le ayudara a desbloquear el teléfono iPhone 5C de Farook, a lo que el gigante tecnológico se negó, calificando la orden judicial de "peligrosa" y "escalofriante".

Sin embargo, las nuevas tecnología para hacer más seguros los iPhone han puesto las cosas más fáciles a los investigadores. De acuerdo con varios testimonios reunidos por Forbes, se está volviendo una práctica común aplicar el dedo de una persona muerta en un suceso para acceder a su móvil, si es que éste usa tecnología de reconocimiento dactilar para desbloquearlo (en el caso de los iPhone, la tecnología Touch ID fue introducida a partir del modelo 5S). Así, las fuerzas de seguridad acceden a datos que les pueden dar pistas para atrapar a un sospechoso o las comunicaciones que el fallecido tuvo en las horas previas antes de morir.

Aunque aparentemente la práctica puede ser cuestionable desde el punto de vista ético, abogados consultados por Forbes afirman que no es ilegal. "No necesitamos una orden judicial para acceder al móvil de una persona muerta, a menos que sea un terminal compartido con otra persona", declaró a la revista el detective de la Policía de Ohio Robert Cutshall. Obviamente, sí la necesitan para desbloquear el smartphone de un vivo.

Además, es un método más sencillo y rápido que contratar los servicios de empresas especializadas en desbloquear iPhones, como la israelí Cellebrite o la estadounidense Grayshift, que aseguran pueden acceder a cualquier terminal.

Ahora Apple y varias empresas tecnológicas están trabajando para incorporar la tecnología de reconocimiento facial en la seguridad de las móviles. Por lo que la revista avanza que no será raro ver en un futuro a los investigadores aplicando la cámara del smartphone a la cara de los fallecidos en la escena de un crimen.