El sencillo truco para saber si tu vaso de cerveza está limpio

20MINUTOS

Caña

Cuando pides una cerveza o refresco con gas en cualquier bar es inevitable mirar siempre el vaso que nos ofrecen para comprobar si está limpio. A veces, las menos, la suciedad se ve a simple vista, y en la mayoría tendemos a pensar (si no vemos restos) que el vaso está lavado correctamente. ¿Y si no es así? Para los más escrupulosos existe un sencillo truco para comprobarlo.

Existe un vídeo de la compañía cervecera estadounidense Miller Coors destinado a profesionales del sector en el que se explica que hay dos elementos en una cerveza que pueden darnos pistas sobre si el vaso que nos han ofrecido en el bar está sucio. Estos dos elementos son la espuma y las burbujas.

Ambos elementos permiten saber si en el vaso hay restos de detergente u otras sustancias que no han sido limpiadas de forma correcta. Si el vaso está sucio empezarán a formarse grupos de burbujas pegadas a la superficie lateral de este y la espuma desaparecerá más rápidamente. La espuma también se podría adherir a los lados del vaso formando círculos. Esto ocurre porque la suciedad genera barreras imperceptibles muchas veces a la vista que provocan que las burbujas que tienden a subir y la espuma se quede adherida.

En el vídeo también se explica cómo esta prueba puede hacerse en casa con nuestros vasos. Basta con llenar un vaso con agua y vaciarlo. Tras esto echar sal en la cara interior del vaso. Una vez hecho esto, si la sal se queda incrustada en los laterales y no baja al fondo es que el vaso está sucio.