Los médicos se radicalizan. No levantarán medidas de presión



El Colegio Médico de Bolivia decidió continuar con las medidas de presión a pesar de la petición de la Iglesia católica para realizar un cuarto intermedio en las movilizaciones, esta consulta fue llevada a las bases en los nueve departamentos del país por el Consejo Médico Nacional Ampliado y el Consejo Nacional de Salud, pero fue rechazada.

La brutal represión de la que fueron objeto médicos, estudiantes y trabajadores en salud determinó la continuación del paro general indefinido. De acuerdo al último reporte, 7 galenos sufrieron heridas de gravedad y dos fueron detenidos.

Los representantes del Colegio Médico de Bolivia anunciaron que reforzarán los piquetes de huelga de hambre, continuarán sin atención en el servicio público y privado. Reiteraron que no habrá atención de emergencias durante la competencia del Dakar.

Sobre las represalias que anunció la ministra de Salud contra los médicos, en presidente del Colegio Médico Nacional Anibal Cruz manifestó, "Esas declaraciones de soberbia e imposición de autoritarismo están ocasionando una reacción mayor de nuestras bases".

Familiares de pacientes y también de los médicos habrían manifestado su predisponibilidad de sumarse a los piquetes de huelga para apoyar la protesta de los galenos.


//Foto portada Página Siete//