Así se desarrollan las protestas en Jerusalén, Cisjordania y Gaza



La Franja de Gaza y Cisjordania ocupada fueron este viernes escenario de disturbios entre las fuerzas israelíes y los palestinos, cuyos dirigentes habían llamado a manifestar su "ira" dos días después de que Estados Unidos reconociera Jerusaléncomo capital de Israel. Al menos 60 palestinos resultaron heridos y dos murieron en Gaza, según reporte del Ministerio de Salud de Gaza.

Tras el rezo del mediodía se registraron incidentes violentos poco concurridos en las localidades cisjordanas de Hebrón, Al Aroub, Belén, Kafar Kadoum y Qalqilia, donde 21 palestinos fueron heridos con balas recubiertas de caucho y otros 72 tuvieron que ser atendidos por inhalación de gases, informó Erab Fuqaha, portavoz del servicio de emergencias Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja).


El portavoz del Ministerio palestino de Sanidad, Ashraf al Qedra, confirmó la muertes de un manifestante e informó de que se han producido 60 heridos, todos ellos por munición real, la mayoría con heridas en la parte inferior del cuerpo, dos de los cuales se encuentran en estado crítico.

Identificó a uno de los fallecidos como Mahmud al Masri, de 30 años y de la ciudad gazatí de Jan Yunis.

En Gaza cuatro jóvenes fueron alcanzados por disparos de bala, tras marchar decenas de ellos hacia la frontera para enfrentarse con los soldados israelíes, y fueron ingresados, uno de ellos en estado crítico con un impacto en el cuello, informó el portavoz de Sanidad, Ashraf Al Qedra.

Unos choques intensos y breves implicaron a decenas de manifestantes palestinos y a unos 50 policías israelíes en las calles de la Ciudad Vieja, en Jerusalén Este, causando destrozos en las vitrinas de las tiendas, comprobó un fotógrafo de la AFP.

Los policías aporrearon a los manifestantes para expulsarlos hacia las calles adyacentes.

Los enfrentamientos fueron limitados en Jerusalén y en Cisjordania.


En Hebrón, Belén, Jericó y cerca de Naplusa, las fuerzas israelíes respondieron a las pedradas de jóvenes palestinos con balas de goma y gases lacrimógenos, según testigos y periodistas de la AFP.

En Hebrón, cientos de manifestantes diseminados en distintos puntos de la ciudad lanzaron piedras a unos soldados.

El viernes, día de la gran oración semanal de los musulmanes, permitirá medir la ira palestina después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara el miércoles el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.

//El Comercio//